Corteza de Quino (Quina)

Los beneficios de la quinina ya eran bien conocidos por los nativos americanos que la usaban por sus propiedades curativas, pero fue en el siglo XVII cuando se extendió su uso por Europa debido a sus propiedades para curar la malaria. Ya en el siglo XIX se comenzó a elaborar el agua tónica como bebida refrescante siendo los ingleses quienes la usarían como acompañante de la ginebra para hacer más amable este conocido trago.

La quina (Cinchona officinalis) es una especie de árbol originario de América del Sur, principalmente en Perú y Bolivia, que se encuentra en la selva lluviosa de Amazonia. Su corteza, que es denominada quina o quinaquina, posee amplias cualidades medicinales, al igual que otras especies del género Cinchona.1​ Su nombre vulgar en castellano, según el Diccionario de la Real Academia Española, es “chinchona” y no “cinchona”. Su nombre viene del pueblo de Chinchón en la Comunidad de Madrid. La planta fue nombrada por la condesa de Chinchón, esposa del virrey del Perú. La grafía “cinchona” proviene del italiano, ya que en esa lengua la sílaba escrita “ci” se pronuncia “chi”.

Wikipedia